Digital clock

EL CASO DE SNIPPY.


 Snippy.



 Snippy: es uno de los misterios ufológicos clásicos del siglo XX.Es en realidad Lady, una yegua Appaloosa de tres años propiedad de Nellie Lewis que vivía en el rancho de Harry y Agnes King en Alamosa (Colorado). El 7 de septiembre del ’67 los rancheros vieron que no aparecía por los pastos que habitualmente frecuentaba por las mañanas. Dos días más tarde la encontraron, o lo que quedaba de ella, en circunstancias extrañas: esto es lo que se cuenta…Las huellas de la yegua acababan a unos treinta metros del cuerpo del animal, que yacía tumbado de lado. A su alrededor, seis marcas circulares en el suelo formaban un círculo de casi un metro de diámetro; un extraño olor medicinal, como a formol o incienso flotaba en el aire.El cadáver presentaba extrañas mutilaciones realizadas con precisión quirúrgica. Se habían extraído los órganos de las cavidades abdominal y torácica y, según se supo más tarde, el cerebro; la piel del cráneo y cuello había sido seccionada y arrancada, y la carne y órganos de la cabeza extraídos. Los huesos de la calavera mantienen un tono claro -como de haber sido blanqueados artificialmente- incluso hoy. No había rastro de sangre en los alrededores ni en el propio cuerpo.Al día siguiente, Nellie y Harry volvieron al sitio. Encontraron un trozo de piel y carne el cual, al ser apretado, desprendía un fluido verdoso que quemaba al tacto. Lo mismo ocurría con unas bostas que Nellie cogió con la mano (?). Y continúan los misterios: se habla de “señales de escape” en el suelo en un área de casi media hectárea, y contaminación radiactiva detectable en el entorno. Hubo avistamientos de luces misteriosas en los días cercanos a la desaparición.

En fin, que Snippy se convirtió en el primer caso moderno de mutilación de ganado asociada a OVNIS, con lo cual se ha ganado un puesto en el panteón de las cosas raras.
Nellie Lewis se obsesionó con los temas ufológicos y ocultos después de lo de su yegua. Años más tarde se suicidó a la entrada del cementerio Urraca, cerca de allí.
El Rancho King aún existe. El entorno de San Luis Valley sigue siendo punto focal de avistamientos OVNI, y también de eventuales mutilaciones de ganado inexplicables, de similares características a las aquí narradas.

Publicar un comentario